Como este que me encontré esta mañana en un papel de publicidad pegado en la pared fuera de mi casa:

Nombre desafortunado...

Nombre desafortunado...

Ya sabes, si dejas publicidad en mi casa, te arriesgas a que la publique en internet…

Anuncios