¿Alguna vez han conocido a alguien en la web y luego en la vida real? ¿Se han percatado de lo distinto que es? Bueno, este post no lo hago por hablar de alguien más sino de mí mismo. En el web suele escribir mucho, reirme de todo, ser sarcástico o tener diferentes tipos de manifestaciones de mis emociones. Pero en la vida real, cuando alguien me trata por primera vez pues suelo ser muy callado y reservado. Bueno hasta hace algunos años era así con todo el mundo jaja, pero ahora las personas que ya llevan conociéndome un tiempo en la vida real pueden dar fe de que soy completamente diferente cuando ya he cogido confianza, tal y como me manifiesto en la web.

Me vino todo esto a la mente hoy que tuve la oportunidad de conocer a algunas personas que son mis contactos en Twitter. Y es que también cuando uno lee a alguien por internet se puede hacer una idea equivocada de lo que la persona realmente es. Puede que detestes la forma de escribir de alguien pero que en la vida real sea bastanta agradable, o puede ocurrir lo contrario. ¿Quién sabe? Es por eso que a veces le tengo miedo a la tecnología, hace algunos años no podía vivir sin saldo en el celular, hoy en día prefiero hablar de manera presencial con una persona y olvidarme de que existe el celular. Y es que aunque son herramientas bastante útiles nos puede hacer llegar a formarnos una idea equivocada de alguna persona. Por eso recomiendo que no se tomen muy a pecho las cosas que se ven en internet, puede que en la vida real la persona sea más (o menos) agradable de lo que parece. ¿verdad?

Anuncios